Ridley tiene miedo

Ridley era un niño de nariz chata que tenía dos hermanos gemelos que se llamaban Rosquito y Ros.

Un día, mientras jugaban, se oyó un ruido:

– ¿Habéis oído eso? – dijo Ridley. Parece que viene un tsunami de agua.

Los tres hermanos salieron corriendo para que no los pillara el tsunami. En su camino vieron a un camión. Rosquito fue hacia el camión a pedir ayuda y el conductor lo atrapó. Era el conductor más malo del mundo. Cerró la puerta y se fueron hacia el salón de videojuegos de Kinépolis. Una vez allí, el camionero encerró a Rosquito en el videojuego del “Perro come pelotas”.

Ridley y Ros persiguieron al camión hasta que se cansaron. Siguiendo las huellas de las ruedas llegaron hasta Kinépolis.

– ¡Rosquito debe estar por aquí! – exclamó Ros.

– Podemos ir a buscarlo al salón de videojuegos – comentó Ridley.

Compraron las entradas y, una vez dentro, se encontraron con muchas máquinas americanas.

– Aquí hay demasiadas máquinas, ¡no encontraremos a Rosquito nunca! – dijo Ridley desesperado.

Pero entonces, vieron a un niño y los dos hermanos le preguntaron:

– Ehh, ¿has visto por aquí a nuestro hermano Rosquito? Está calvo, solo tiene tres pelos en su cabeza y gafas como Rompetechos.

El niño ni los miró.

Ros y Ridley siguieron buscando hasta que, de repente, vieron algo. En una de las máquinas estaba Rosquito dentro de la garganta de un perro.

Rápidamente, se metieron en el videojuego y, una vez allí, en la garganta del perro come pelotas.

– ¡Por fin te encontramos! – dijo Ros contento.

Rosquito estaba muy feliz de ver a sus hermanos:

– ¡Tenemos que escapar de aquí a toda prisa! – dijo

Escalando por la garganta del perro, llegaron hasta la campanilla. Desde allí, corrieron por encima de la lengua y cuando estaban a punto de salir, ¡zas!, el camionero los atrapó de nuevo, los metió en un saco y los llevó hasta un congelador.

– Ahora estamos atrapados los tres en un congelador – dijo Ridley asustado. ¿Cómo vamos a salir de aquí?

– Vamos a disfrazarnos de hombre invisible y caminamos de puntillas para no despertar al camionero – comentó Ros.

Los tres hermanos se hicieron invisibles y, aprovechando que el camionero estaba dormido, salieron de puntillas por la puerta. Por fin estaban libres. Para celebrarlo, organizaron una fiesta de reptílicos igual que en otras ocasiones.

Se lo pasaron requetebién tirando serpentinas y globos de colores. Y nunca jamás vieron al camionero malvado.

Sergitok Gómez Quinterillo y papá (22 de abril de 2018)

2 comentarios sobre “Ridley tiene miedo

  1. “Pero Sergitok, tú eres todo un escritor”, le dijeron sus lectores.
    Y Sergitok, un poco abochornado, respondió, “Ya lo sé”.
    Saludos de Fede.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s