Francisco estaba raro

Los y las que controléis un poco de títulos de literatura infantil comprobareis como, en esta nueva historia de Sergio, está la impronta de “Esto no es una selva” de dos de nuestras autoras e ilustradoras favoritas: Susanna Isern y Rocío Bonilla.

Francisco estaba raro

Todo empezó cuando Francisco decidió decir: ¡Yo no sé nada!

Un día su mamá le dijo:

– ¡Francisco, comete las espinacas!.

A lo que respondía el niño:

– ¡Yo no sé nada!

Y así con todo:

– ¡Francisco, cámbiate de ropa!, ¡Francisco, pon los cuentos en su sitio!, ¡Francisco, vamos a recoger setas!, ¡Francisco, saca a Yuna a pasear!…

Francisco seguía respondiendo lo mismo a todo:

– ¡Yo no sé nada!, ¡Yo no sé nada!, ¡Yo no sé nada!, ¡Yo no sé nada!… (parecía un loro).

Fina, la mamá de Francisco, empezó a preocuparse.

– ¿Qué le estará pasando a mi hijo? ¿Por qué dice siempre “yo no sé nada”? – se preguntaba.

Francisco se acercó a su mamá y le dijo:

– Yo no sé nada, porque siempre que hablo lo estropeo todo. Además, nadie quiere jugar conmigo.

Desde ese día, su mamá pensó como podía ayudarle. Pensando y pensando, se le ocurrió una idea. Irían juntos, al hospital, a ver a Nora (su hermana pequeña) para que Francisco viera que estaba recuperándose bien. Luego lo llevaría a la casa de los abuelos que estaba muy cerca de Madrid.

Cuando llegaron, Fina, contó a los abuelos lo que estaba sucediendo con Francisco. Después de oírlo todo, la abuela dijo:

– Ahhh!!, ya sé lo que le pasa a nuestro nieto. Te voy a dar un jarabe “anti yo no sé nada” para que se lo tome durante 7 días. Verás cómo se le cura el “yo no sé nada” y vuelve a hablar bien.

Y así fue, Francisco se tomó el jarabe todos los días y cuando llegaron al séptimo, se hizo la magia: Francisco ya no decía “¡Yo no sé nada! La abuela lo había conseguido.

Nora, por fin, también salió del hospital y los dos hermanos jugaban todo el día juntos en el patio de su casa.

– Nora, ¿sabes una cosa? Ya nunca más volveré a decir ¡yo no sé nada! – dijo Francisco.

Y Nora respondió:

– Pues yo, nunca más volveré al hospital.

Sergitok Gómez Quinterillo y papá (1 de abril de 2018)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s